novena

Novena a San Juan Bosco | 2º Día

Segundo día de la novena

Oración de Intercesión:

¡Oh Don Bosco Santo! Por el amor ternísimo que tuviste a María Auxiliadora, nuestra Madre y Maestra; alcánzanos una verdadera y constante devoción a tan dulcísima Madre, a fin de que, como hijos suyos devotísimos, podamos merecer su valioso patrocinio en esta vida y de un modo especial en la hora de nuestra muerte. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. ¡Amén!

Oración para Obtener la Gracia:

Señor Dios Padre Celestial: Tú que has suscitado en San Juan Bosco un Educador admirable para la juventud, un benefactor eficaz para los pobres y angustiados, que con el Auxilio de la Virgen María le has permitido hacer tantos y tan admirables prodigios a favor de los devotos que la rezan con fe, concédenos imitarlo en su gran interés por salvar almas, y por obtener el mayor bien espiritual y corporal para el prójimo. Por la intercesión de tan amable Protector, concédenos las gracias que te pedimos en esta novena… [en este momento, em silencio pide los favores que deseas obtener]

Desde ahora aceptamos que se cumpla siempre y en todo tu Santísima Voluntad, pero te suplicamos humildemente que tengas misericordia de nosotros, remedies nuestros males, soluciones nuestras situaciones difíciles y nos concedas aquellos que más necesitamos para nuestra vida espiritual y material. Todo esto te lo suplicamos en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, quien contigo y el Espíritu Santo, vive y reina y es Dios, por los siglos de los siglos. ¡Amén!

Padre Nuestro:

Padre nuestros que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo.Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. ¡Amén!

Ave María:

Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la ahora de nuestra muerte. ¡Amén!

Gloria:

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. ¡Amén!

Oración Final:

Oh Padre Misericordioso, de tu corazón Don Bosco sacó fuerzas para amar; que nosotros tengamos también la capacidad de amar con tu mismo amor divino. Ayúdanos a entendernos, a amarnos, a saber, compartir, perdonar silenciosamente, abrirnos a la verdad y al bien; sólo así podremos ser signos de tu amor y Misericordia. Por tu Hijo Jesucristo, Buen Pastor que vive y reina por los siglos de los siglos. ¡Amén!

¡San Juan Bosco, ruega por nosotros! Padre, Hijo y Espíritu Santo. ¡Amén!

Leia Mais :
.:Novena a la Virgen de Guadalupe | 4º Día
.:Novena a la Virgen de Guadalupe | 5º Día
.:Novena a la Virgen de Guadalupe | 6º Día
.:Novena da Misericórdia – 4° dia

Reze conosco a novena em português
Oração do dia:

Oh, Dom Bosco Santo! Pelo amor terníssimo que tiveste a Maria Auxiliadora, vossa mãe e mestra, alcançai-nos uma verdadeira e constante devoção a tão dulcíssima Mãe, a fim de que, como Filhos seus devotíssimos, possamos merecer seu valioso patrocínio nesta vida e, de um modo especial, na hora de nossa morte. Por Cristo nosso Senhor. Amém!

Oração para obter a graça:

Senhor Deus, Pai Celestial, o Senhor que despertou em São João Bosco um educador admirável para a juventude, um benfeitor eficaz para os pobres e angustiados, que, com a ajuda da Virgem Maria, permitiu fazer muitos e tão admiráveis prodígios a favor dos devotos que rezam com fé, conceda-nos imitá-lo em seu grande interesse pelas salvação das almas, e para obter o maior bem espiritual e corporal para o próximo. Pela  intercessão de tão amável protetor, conceda-nos as graças que pedimos através desta novena. [Neste momento, em silêncio, peça a graça que desejas]

Desde este momento, aceitamos que se realize, sempre e em tudo, Sua Santíssima vontade, mas rogamos humildemente que tenha misericórdia de nós, cuide das nossas feridas, das situações difíceis, e nos conceda o que mais precisamos para nossa vida espiritual e material. Suplicamos, em nome de Nosso Senhor Jesus Cristo, seu Filho, que vive e reina com o Espírito Santo de Deus pelos séculos dos séculos. Amém!

Oração final:

Oh, Pai Misericordioso, de Seu coração Dom Bosco tirou forças para amar. Que nós tenhamos também a capacidade de amar com o mesmo amor divino. Ajude-nos a entender, a amar, saber, compartilhar, perdoar silenciosamente e a nos abrimos à verdade e ao bem; somente assim poderemos ser sinais do Teu amor e Misericórdia. Através do Seu Filho Jesus Cristo, Bom Pastor que vive e reina pelos séculos dos séculos. Amém!

Um Pai-nosso, Ave-Maria, Glória.
Dom Bosco, rogai por nós!

comentários